El cobre

La demanda de cobre en Europa se cubre cada vez más a través del reciclaje

Según el International Copper Study Group (ICSG),  el 41,5% del cobre usado en Europa procede del reciclaje. Este dato pone de manifiesto que la demanda de cobre en Europa se cubre cada vez más a través del reciclaje. Gracias al reciclaje se satisface la creciente demanda de cobre (+250% desde la década de 1960) y, al mismo tiempo, se contribuye a disminuir el impacto ambiental de su producción y se asegura su disponibilidad para las generaciones futuras.

Un ordenador contiene 1,5 kg de cobre, una casa de 90m2 unos 100 kg y una turbina eólica 5 toneladas. Teniendo en cuenta que el cobre puede ser totalmente reciclado y reutilizado una y otra vez, sin que pierda ninguna de sus propiedades, contamos con todos los incentivos para asegurar que nuestros productos se procesen correctamente cuando lleguen al final de su vida útil. Después de todo, el cobre de tu móvil podría terminar formando parte del sistema de tuberías de tu propia casa.

El reciclaje se ha convertido en una parte importante de la cadena de suministro, al favorecer la conservación de los recursos naturales, crear puestos de trabajos a nivel local, reducir el volumen de residuos en los vertederos e incentivar el reciclaje de otros materiales.

En 2011, se reutilizaron 2,1 millones de toneladas de cobre, un 12% más en un año, procedentes de la recuperación de productos al final de su vida útil y de la refundición de desechos de fabricación. Este aumento del reciclaje de cobre viene impulsado por el uso creciente del metal en todo el mundo.

El cobre está presente en todo tipo de aplicaciones cada vez más necesarias para nuestra vida moderna, como son los productos de alta tecnología, las instalaciones eléctricas, los motores, los sistemas de energía solar o los edificios inteligentes; descubre más ejemplos en nuestra sección de Aplicaciones.

Desde mediados de la década de 1960, la demanda mundial de cobre refinado se ha incrementado en más del 250% (de 5 a 18 millones de toneladas). La producción minera sigue siendo esencial para satisfacer esta demanda creciente. Para asegurar que habrá suficiente cobre disponible para satisfacer la demanda en el futuro serán necesarios mayores niveles de recuperación y reciclaje, así como importantes inversiones en minería.
Haz clic para agrandar. (Fuente: Glosser, 2013)

El reciclaje ahorra energía y reduce las emisiones de CO2

Reciclar cobre es la forma más eficiente de reintroducir un material esencial en el sistema económico. Se requiere hasta un 85% menos de energía que en la producción primaria y, a nivel mundial, se ahorran 100 millones de MWh de energía eléctrica y se evitan las emisiones de 40 millones de toneladas de CO2 al año.

Análisis dinámico de los flujos mundiales de cobre

El Instituto Fraunhofer de Alemania ha llevado a cabo un estudio exhaustivo sobre los stocks, los flujos y las tasas de reciclaje del cobre. Este complejo estudio de tres años de duración ha mejorado en gran medida los conocimientos sobre el uso y la reutilización del cobre en la sociedad moderna.
Al continuar utilizando este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes obtener más información en este enlace. Aceptar