Noticias y medios

07 | 06 | 17
ECI lanza una nueva calculadora de costes para turismos con cualquier tipo de motor
Transporte
El comparador de costes ha sido desarrollado por el prestigioso centro de investigación tecnológica Mobility, Logistics and Automotive Technology Research Center (MOBI) de la Universidad Vrije de Bruselas. Por primera vez es posible  realizar comparaciones entre vehículos con cualquier tipo de motor, ya sea de combustión, de gas o eléctricos.

Una calculadora que permite comparar los costes de los vehículos a lo largo de su vida útil en función de su tipo de motor (combustión, gas o eléctrico en sus distintas variedades), del kilometraje anual, de los años de uso, de su categoría e incluso de la política sobre impuestos de circulación que esté vigente en un país europeo. Eso es lo que ofrece la nueva herramienta que el Instituto Europeo del Cobre pone a disposición de los ciudadanos, organizaciones de consumidores y responsables políticos de las normativas sobre movilidad en Europa.

Una de las principales novedades de esta herramienta es que contempla todo el abanico de opciones del mercado automovilístico en cuanto a la diversidad de motores que se están implantando cada vez más en los vehículos particulares de los europeos. De esta manera, se puede realizar una comparación entre motores de combustión tradicional (diésel o gasolina), los que utilizan gas natural comprimido o los eléctricos (puros, híbridos o híbridos enchufables) e incluso  algún modelo de hidrógeno. Para adaptarse a un mercado que está en constante cambio, la herramienta se actualizará regularmente.

Calculadora de costes para turismos

Según explica Diego García Carvajal, Director de la Oficina en España del Instituto Europeo del Cobre, “Los consumidores, los legisladores y el mercado automovilístico necesitaban disponer de un sistema de comparación de cotes de este tipo. Obtener información total y comparada de los costes de un vehículo antes de su adquisición nunca ha sido fácil, y esto se ha ido incluso complicando con respecto a hace unos años por la complejidad de los factores externos y los componentes de los vehículos. Por ello, esta herramienta que presentamos tiene en cuenta la totalidad de estas circunstancias, para que aporte la mayor información posible”.

Práctico, sencillo y gratuito

Para utilizar la calculadora (www.ev-app.eu), simplemente hay que elegir una serie de variables para realizar una comparativa entre vehículos: modelo, estimación de kilometraje anual y de años de uso. Asimismo, también es posible elegir en qué área geográfica de Europa se va a adquirir el vehículo (Escandinavia, Oeste o Sur de Europa), zonas con políticas impositivas sobre movilidad semejantes con influencia en el gasto de adquisición y mantenimiento de un vehículo.
Una vez introducidos estos datos, el programa desarrollado por el Instituto Europeo del Cobre proporciona un gráfico interactivo que desglosa los costes relativos a combustible, mantenimiento, seguro o depreciación, incluso ofrece información del coste por kilómetro.

Vehículos eléctricos:un mercado emergente

En la actualidad, Europa es el segundo productor de vehículos eléctricos puros, y el segundo mercado más relevante en lo que se refiere a vehículos eléctricos enchufables. Hasta ahora, se han vendido aproximadamente 200.000 vehículos de este tipo (eléctricos enchufables) y se han producido unos 80.000. Para el año 2030, se calcula que habrá 40 millones de vehículos eléctricos enchufables y de hidrógeno circulando por las carreteras europeas, lo que generará importantes beneficios medioambientales, estimados en un ahorro anual de 60 millones de toneladas de CO2 emitidas a la atmósfera.

En palabras de Diego García Carvajal, “la industria del cobre está jugando un papel determinante en el desarrollo de los vehículos eléctricos, por su uso en la fabricación de los vehículos en sí- unas tres veces más cobre que el que usa un vehículo con motor de gasolina- como en los equipos de carga y su conexión a la red eléctrica. De esta manera, contribuimos a la implantación de un modelo de movilidad sostenible, dado que es mucho más eficiente y sin emisiones directas a la atmósfera, y que, a su vez, es más rentable para los consumidores”.
Al continuar utilizando este sitio web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Puedes obtener más información en este enlace. Aceptar